Número Actual

número 9, año 3. enero - julio 2018.

CONTENIDO

 

 

Editorial

El presente número de Heterodoxus, de acuerdo a su periodicidad debió aparecer en el mes de junio, sin embargo, debido a la coyuntura político electoral que tuvo lugar el primero de julio, y que de acuerdo a la importancia que revestía, decidimos esperar a los resultados de los comicios y dejar transcurrir algunos días más, para conocer no solo los resultados en sí mismos sino también saber un poco las orientaciones del futuro gobierno.

Como es sabido, el triunfador rotundo fue el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), y su candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con un margen mayor al que auguraban las encuestas previas a la elección, hecho que ha sido objeto de diversas lecturas, que van desde el hartazgo social de un amplio sector de la población hasta la el haber logrado la acción conjunta de fuerzas de distinto signo ideológico en un proyecto renovador del espectro político nacional.

Un signo peculiar de este proceso electoral, fueron las alianzas contranatura en que incurrieron dos de las fuerzas políticas contendientes: MORENA con Encuentro Social y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el Partido Acción Nacional (PAN), pero en política el pragmatismo es cosa de todos los días, aunque siempre hay saldos por cobrar, y en este caso el más perjudicado resulto ser el PRD que de no ser por la peculiar interpretación del Instituto Nacional Electoral hubiese perdido el registro como partido político.

Sin embargo, reconocimiento casi inmediato de los poderes fácticos de este país del triunfo del candidato de MORENA, y la difusión de los nombres de quienes habrán de acompañar a AMLO en su gobierno crea muchas suspicacias, la lista ya ha circulado con profusión, y resulta más que interesante que al hacer un mapeo de los orígenes y trayectorias de los propuestos a ocupar un cargo en el gabinete se encuentran vínculos tanto el priísmo como en el panismo así como con organismos verdaderamente nefastos, como los Legionarios de cristo o Monsanto, y si a ello le aunamos la lluvia de halagos provenientes de Donald Trump hacia el líder de MORENA, las suspicacias aumentan. ¿Podrá realmente López Obrador cumplir con las expectativas de los sectores más pauperizados del país tanto históricamente como en los 30 años recientes de feroces políticas neoliberales sin hacer enfadar a los dueños del poder económico de este país? Los zapatistas ya han manifestado sus puntos de vista de manera directa y muy crítica; Roger Bartra eminente investigador social no ha dudado en afirmar que AMLO, es la regeneración del viejo autoritarismo priísta, sin embargo, no podemos desconocer que cuenta con un enorme bono democrático otorgado por poco más de 30 millones de votantes.

Así pues, la moneda está en el aire, y las expectativas son muchas y el margen de maniobra nos parece muy escaso, pues a despecho de los que creen que hemos arribado a un cambio de régimen, lo cierto es que lo que hay hasta ahora, es una nueva correlación de fuerzas en el espectro político nacional y muchas buenas intenciones, pero de eso está empedrado el camino del infierno.